Menu

Efemérides históricas

Índice

 

1693-1885 - DIVERSAS AMENAZAS SOBRE LA CIUDAD E INTERCESIÓN MILAGROSA DE NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO

El 29 de Julio de 1693 una escuadra francesa amenazó con tomar la ciudad de Cádiz. No pudieron conseguirlo y en acción de gracias ante la desaparición del peligro, el Obispo de la Diócesis dispuso que saliese en procesión la Imagen de Jesús Nazareno, y se le celebrase una Novena.

La Guerra de Sucesión a principios del XVIII, llevó a la ciudad de Cádiz una nueva amenaza de saqueo en 1702 por parte de las tropas del archiduque Carlos. Una vez más, la ciudad acudió a Jesús Nazareno, y ante la desaparición de la amenaza, el Cabildo municipal acordó que en la Sala Capitular del Ayuntamiento se colocasen unas Imágenes de Jesús Nazareno, Santa María Magdalena y la Virgen de la Soledad, encargándose la realización de las imágenes.

En 1720 y 1731 se producen nuevos brotes de epidemias, en las que se vuelve a acudir a Jesús Nazareno y a la Santa Penitente para su cese. En esta última fecha se llegan incluso a trasladar las Imágenes en procesión a la Catedral.

Esta costumbre de acudir constantemente al Nazareno cuando aparecía un brote de alguna epidemia, fue calando cada vez más, e incluso ha llegado a nuestros días, de forma que a la imagen de Jesús se le relaciona con la cura de las epidemias y en todas las convocatorias de cultos que a Jesús se le dedica, se instala la leyenda "A Peste Nos Curat" en recuerdo de estas intervenciones.

En el año 1755, un terremoto arrasó la ciudad de Lisboa, y afectó en gran medida a la ciudad de Cádiz, ya que sus consecuencias llegaron a la ciudad a través del mar. El 1 de noviembre el agua saltó la muralla y produjo grandes daños en el barrio de la Viña de la ciudad, fruto de las importantes inundaciones que provocó.

En el barrio de la Viña la salida del estandarte de la Virgen de la Palma, provocó la retirada de las aguas. En vista de lo sucedido el Cabildo municipal acordó agradecer a las Imágenes más veneradas de la ciudad su intercesión, y en recuerdo del hecho mandó hacer, entre otras cosas, una lámina conmemorativa en la que figurasen todos los protectores de la ciudad, apareciendo en ella las imágenes de Jesús Nazareno, María Magdalena y la Virgen del Rosario junto a los patronos de la ciudad. 

Nuevos episodios de epidemias siguieron sucediéndose en el siglo XIX, destacando las producidas por el cólera morbo-asiática en 1854 y 1885. Como en el resto de ocasiones, se vuelve a recurrir a Jesús Nazareno para que aplaque estos brotes epidémicos y se celebra su erradicación con nuevos cultos a su Imagen en la Catedral en Acción de Gracias.

Casa Hermandad

Inmemorial, Venerable, Pontificia y Real Cofradía de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Santa Cruz de Jerusalén, María Santísima de los Dolores y Santa María Magdalena

Capilla de Jesús Nazareno
C/ Santa María s/n
11.005  Cádiz (CÁDIZ)

Log In or Register

fb iconLog in with Facebook